Qué es la braquioplastia y cómo la realizan los cirujanos plásticos en Guadalajara

cirujanos plasticos en Guadalajara

Los cirujanos plásticos en Guadalajara realizan una extensa variedad de procedimientos quirúrgicos, tanto a personas interesadas en modificar alguna de sus características físicas con fines estéticos, como a quienes requieren de una operación como parte de un tratamiento correctivo o reconstructivo en cuerpo o rostro. Anteriormente en este blog hemos presentado las características principales de algunas de las cirugías estéticas más solicitadas, como la rinoplastia y la liposucción, pero como ya mencionamos, la variedad de operaciones que puede un especialista llevar a cabo a nivel plástico es bastante extensa, y en esta ocasión hablaremos de una que no es tan conocida: la braquioplastia.

En términos generales, la braquioplastia es un procedimiento quirúrgico diseñado especialmente para lograr una mejoría en el contorno de los brazos, y si ustedes tienen interés en conocer más acerca de este procedimiento altamente recomendado a quienes presentan problemas de flacidez en los brazos, los invitamos a que continúen leyendo, pues les presentaremos información básica sobre este procedimiento creado para mejorar el contorno de los brazos.

La braquioplastia, si bien no es una de las operaciones que con mayor frecuencia las personas solicitan a cirujanos plásticos en Guadalajara, sí llega a ser uno de los procedimientos que estos recomiendan como complementarios a otras operaciones que tienen la finalidad de darle una mejor definición al contorno del cuerpo, o bien, a aquellas personas que tras una importante pérdida de peso quieren deshacerse de la piel flácida en algunas áreas de su cuerpo.

Conocida también como lifting de brazos, la braquioplastia es un procedimiento quirúrgico con el que se elimina tanto el exceso de grasa como de piel en los brazos, para mejorar y lograr una mejor definición en su contorno, en particular en su cara interna. Es bien sabido que la parte alta de los brazos es un área que comúnmente causa conflicto porque tiende a presentar altas acumulaciones de grasa, flacidez y poca definición, características que adquiere en muchas ocasiones debido a factores hereditarios, en otros casos por los cambios bruscos de peso y en muchos otros como resultado del proceso natural del envejecimiento. Actualmente existen diferentes técnicas que pueden aplicarse para el tratamiento y solución de estos problemas, pero uno de los más efectivos que permite apreciar resultados al poco tiempo es precisamente la braquioplastia.

Las personas que más comúnmente se someten a un lifting de brazo son aquellas que experimentaron fluctuaciones importantes en su peso, ya sea por haberse sometido a una cirugía, como la bariátrica, o después de dietas rigurosas para disminuir tallas. En la mayoría de los casos, si no es que en todos, la primera recomendación que se hace a estas personas es buscar, mediante rutinas de ejercicios físicos, que su cuerpo se tonifique y defina su silueta naturalmente. Sin embargo, algunas personas tienen problemas para realizar esta clase de ejercicios o simplemente por las características de su piel, en particular cuando no presenta buena elasticidad, por lo que a través de métodos naturales difícilmente logran tener brazos bien definidos, para quienes la braquioplastia es una excelente alternativa. Es a través de esta operación que se tratan los problemas de acumulación de grasa y piel con flacidez en el área de los brazos, y se aplica especialmente para dar a los brazos un contorno que respete una forma natural y agradable a nivel estético.

Hoy en día, gracias a los avances en la tecnología y continuas investigaciones en procedimientos médicos, que se puede contar con diferentes modalidades para realizar una braquioplastia. En general, las características específicas de este tipo de operación dependen de la cantidad de grasa acumulada y de la cantidad de piel que se tenga que eliminar, razón por la cual antes de tomar la decisión de someterse a un procedimiento quirúrgico de lifting de brazos, es necesario consultar con un cirujano especializado cuáles son las opciones disponibles para obtener el tipo de resultados esperados. En todo caso, los cirujanos plásticos en Guadalajara se encargan de realizar una evaluación minuciosa de cada caso para diseñar un plan personalizado para la mejora del aspecto de los brazos y a partir de los resultados esperados determina qué técnica resultará la más conveniente.

Las técnicas utilizadas en la actualidad se diferencian entre sí por el tipo de incisiones que se hacen para retirar el exceso de grasa y piel y el área en la que se realizan. En este punto cabe mencionar que por cuestiones de seguridad los cirujanos llevan a cabo pruebas médicas que les permitan determinar si la persona interesada en la operación es una buena candidata para el procedimiento, esto para reducir en medida de lo posible los riesgos que de ella se puedan derivar, en especial complicaciones durante y después de la cirugía.

Es por lo anterior que se considera la evaluación del paciente interesado en una braquioplastia el primer paso del procedimiento. Después de una entrevista con el cirujano y pruebas médicas para conocer el estado de salud del paciente, el cirujano tomar decisiones respecto a la técnica a emplear y el tipo de anestesia que se aplicará para la operación. Es muy importante que en la primera entrevista se aclaren las expectativas realistas que se pueden tener del procedimiento y los requisitos para prepararse para la cirugía, así como las necesidades de cuidados postoperatorios y durante el proceso de recuperación, esto para obtener los mejores resultados posibles y reducir los riesgos de complicaciones.

En la mayoría de los casos, el lifting de brazos se realiza con la aplicación de anestesia local y la incisión en el área elegida se hace con una disección delicada para evitar dañar los nervios y vasos sanguíneos del brazo. Es posible que se empleen cánulas para aspirar la grasa del brazo, así como drenajes para la eliminación de fluidos que se acumulen debajo de la piel, en específico cuando el procedimiento se acompaña de una liposucción o lipoescultura. Para finalizar la operación, después de suturar las incisiones con suturas absorbibles se colocan vendajes de compresión y se indican los cuidados a tener en los días posteriores.

Estas son sólo algunas de las generalidades de una braquioplastia. Si desean solicitar mayor información sobre este u otros procedimientos o bien, agendar una cita con cirujanos plásticos en Guadalajara, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.