operacion de busto en leonAl hablar de cirugía de senos, lo más común es que se piense en una cirugía de aumento mamario. Sin embargo, la operación de busto en León abarca diferentes tipos de cirugía, entre ellas el aumento mamario, la reducción mamaria, la reconstrucción mamaria, el lifting de senos, la reconstrucción areola-pezón y la cirugía oncoplástica de mama. Cada intervención tiene sus propias características y persigue objetivos muy diferentes. Es por esta razón que antes de tomar la decisión de someterte a cualquier procedimiento quirúrgico es  indispensable consultar con un especialista cuáles son las mejores opciones para obtener los resultados que esperas, en cuanto a tamaño y forma de los senos.

Durante la primera consulta con un cirujano plástico se discute qué procedimiento o combinación de procedimientos es más viable para cumplir con las expectativas que se tienen. En este punto cabe mencionar que una de las responsabilidades del especialista es ofrecerte información clara sobre las características de las intervenciones, los riesgos que implican y las limitaciones que tienen cada una de ellas, así como plantearte las expectativas realistas que puedes tener. Pero al igual que el especialista tiene esa responsabilidad, como paciente es de suma importancia que seas completamente honesta y expongas abiertamente qué es lo que esperas al someterte a una operación de este tipo, de lo contrario el cirujano difícilmente podrá mostrarte las alternativas que permitan alcanzar tus objetivos.

Tener claridad respecto a los efectos y resultados que se tienen con cada una de las operaciones de busto y los casos en que pueden aplicarse te ayudará a tomar una decisión, y nada es más importante que esta decisión la realices con toda la información posible, con esto podrás evitar llevarte sorpresas y decepciones después de someterte al procedimiento. A continuación te presentamos de manera breve los diferentes tipos de operación de busto en León y te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para conocer a mayor detalle las características, riesgos y resultados que puedes esperar al someterte a estas cirugías.

Cirugía de aumento mamario.

El término médico para referirse a este tipo de cirugía es mamoplastia, aunque también podrás escuchar que se refieren a él como realce o agrandamiento mamario. La cirugía de aumento consiste en la colocación de un implante en los senos para modificar su tamaño, forma y volumen. Este implante puede ser salino o de silicona y puede colocarse debajo del músculo del pecho o detrás del tejido mamario. La operación se realiza no únicamente para aumentar el tamaño de los senos, sino también para darle equilibrio a senos asimétrico y para recuperar el volumen perdido, ya sea a causa de la edad o del embarazo.

Reducción mamaria.

La cirugía de reducción mamaria o mamoplastia de reducción se emplea, como su nombre lo indica, para reducir el tamaño de los senos. Esto se hace con la eliminación de grasa, tejido y piel a través de diferentes técnicas, que pueden ser con una incisión estándar, con una incisión vertical, o bien, con un procedimiento de reducción mediante liposucción. La cirugía de reducción mamaria es una opción para las mujeres que padecen de molestias físicas ocasionadas por tener senos muy grandes, o bien, un tratamiento para hombres que tienen ginecomastia, que es una enfermedad que genera un agrandamiento anormal de las mamas.

Lifting mamario.

El lifting mamario o mastopexia es un tipo de cirugía que permite restaurar la forma y firmeza de los senos. Se lleva a cabo en quienes han perdido la elasticidad de la piel, que ocasiona que los senos se cuelguen o caigan y pierdan su forma y para ello se emplean diferentes técnicas, según el tamaño de los senos y del grado de pérdida de elasticidad que presenta la piel. Estas técnicas pueden ser estándar, conocida como cirugía de lifting en forma de ancla, concéntrica o con sostén láser y es el médico cirujano el encargado de determinar cuál resulta más conveniente. En ocasiones esta cirugía se complementa con un aumento de mamas.

Reconstrucción mamaria.

La reconstrucción de las mamas, la areola y los pezones se realiza después de una mastectomía, es decir, de un procedimiento de extirpación en pacientes con cáncer. La cirugía de reconstrucción mamaria permite restaurar la forma y tamaño del seno natural. Esta intervención consiste en la colocación de un implante mamario, o bien, en una cirugía de reimplante de tejido, según la opción acordada con el especialista. En algunos casos existe la opción de someterse a una cirugía de reconstrucción mamaria inmediatamente después de la extirpación de la mama, pero en ocasiones es necesario seguir un procedimiento de reconstrucción de mayor complejidad para lo que se tendrá que esperar cierto tiempo antes de hacer la reconstrucción de mama.

Es importante mencionar que la reconstrucción mamaria no se realiza únicamente en pacientes oncológicos, en cuyo caso la cirugía recibe el nombre de cirugía oncoplástica de mama, sino también en quienes han sufrido algún tipo de accidente que haya afectado la forma de sus senos. Estas cirugías de reconstrucción de amas se complementa con la reconstrucción de la areola-pezón.

Los riesgos que implica cada una de las cirugías anteriores varían, al igual que los tiempos de recuperación y son numerosos los factores que influyen, pero entre los principales se encuentra la edad y el estado de salud general. Sólo los cirujanos estéticos calificados pueden determinar las características de las intervenciones quirúrgicas, las técnicas que resulten más adecuadas y definir si eres o no una buena candidata, por ello insistimos en la importancia de hacer una consulta previa para conocer las diferentes opciones disponibles para que logres obtener los resultados que esperas. Además de las características de la intervención, el tiempo de recuperación y los cuidados que debes tener durante el proceso es importante que sepas que de manera periódica, incluso después de haber alcanzado la recuperación completa, será necesario que acudas a consultas médicas para descartar la existencia de problemas, principalmente si te colocan implantes, ya sea por aumento mamario o por reconstrucción. Las revisiones periódicas permitirán al especialista identificar si existe alguna anomalía y poder corregir resultados que sean poco satisfactorios.

Si estás interesada o interesado en realizarte una operación de busto en León, elige un servicio ético, profesional y responsable, como el que ofrece el Dr. Francisco González Salim, con amplia experiencia en cirugía plástica, estética y reconstructiva. Puedes solicitar información detallada y agendar una cita desde la sección “Contacto” en esta página web.